Actividades cognitivas para los Adultos Mayores


Actividades cognitivas para los adultos mayores

Nuestro cerebro es un órgano que necesita una constante ejercitación. No sólo cuando lleguemos a la tercera edad, sino que a lo largo de toda ella: cuando somos adultos, jóvenes y niños.

Del mismo modo en que practicar y tener una rutina de actividad física, contribuye a mantener nuestro cuerpo en condiciones saludables, debemos mantener nuestro cerebro en actividad y movimiento. 

Estudios han demostrado que con un trabajo regular a nivel cognitivo, no sólo lo mantendremos  entrenado, sino que  las probabilidades de que su estado sea saludable durante más tiempo aumentan.


Actividad cognitiva e intelectual en la Tercera Edad


Por un lado o por otro, hemos leído o escuchado que es normal con el paso de los años, que se produzca un cierto deterioro de la memoria, lo cual se evidencia a medida que avanzamos a través de la tercera edad y cuarta edad.

También en ellas, es frecuente, toparnos con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Lo cual implica un deterioro importante de la memoria, el lenguaje, la comprensión, el aprendizaje, el comportamiento y la capacidad para realizar actividades de la vida diaria van disminuyendo hasta, muchas veces, perder la autonomía.

Por eso, efectuar actividades cognitivas e intelectuales es clave para combatir el deterioro de la memoria.


actividad cognitiva e intelectual en el adulto mayor

En Chile, el Senama (el Servicio Nacional del Adulto Mayor), señala que si bien las funciones cognitivas, durante la tercera y cuarta edad, se van comprometiendo, podemos vitalizarlo llevando a cabo juegos, actividades recreativas y hábitos que ayuden a una estimulación cognitiva y mejorar sus habilidades sociales.

Pero es importante tener claro que, practicar diferentes actividades para  estimular las capacidades cognitivas, siempre es muy bueno y beneficioso, pero en ningún caso  reemplaza la visita y diagnóstico de profesionales especializados. 

Pues, quizá esa falla en la memoria  que creemos propia de la edad podría ser un principio de Alzheimer o, al revés, no ser una enfermedad cognitiva, sino producto del normal envejecimiento.

Lo que tenemos que tener siempre presente es que todas nuestras acciones: actividades, consultas médicas, talleres, etc son para ayudarlos a mantenerse saludables y autónomos durante el mayor tiempo posible.

¿Y qué actividades podemos llevar a cabo?

Aquí te proponemos algunas


Actividades para estimular y ejercitar la mente de un adulto mayor


Actividades para estimular y ejercitar la mente de un adulto mayor

Si bien en el mercado podemos encontrar algunas alternativas de juegos como puzzles, crucigramas y variados juegos de mesa, no siempre son los más adecuados (muchos viene con unicornios, ponis, autitos, diseños que los infantiliza)

Por lo anterior, es que en Factor Lúdico diseñamos juegos de mesa y didácticos para la estimulación cognitiva de adultos mayores, que además integra a sus cuidadores en el desarrollo de las actividades, guiándolos y facilitandoles el trabajo.

Ahora, estas alternativas las puedes combinar con algunas actividades y hábitos simples que nos pueden ayudar bastante. Por ejemplo te dejamos estas tres:

Vestirse con los ojos cerrados: ¿lo has hecho? Un estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Universidad de Surrey del Reino Unido con 178 participantes, concluyó que recordamos hasta con un 23% más de eficacia (recordamos con más precisión los detalles) si tenemos los ojos cerrados a si los tenemos abiertos.

Trabajar con la mano opuesta a aquella con la que siempre lo hace. Por ejemplo, Si generalmente abres las puertas, cierra los cajones o bajas la persiana con tu mano derecha, prueba a hacerlo con la izquierda. Lo mismo para sostener un vaso, lavarse los dientes, utilizar el control remoto del televisor y mucho más. Sé constante y paciente. Piensa que estás aprendiendo nuevas habilidades y los resultados llegarán con la práctica.

Cambiar el trayecto: normalmente utilizamos el mismo camino para ir a la casa de los amigos, al almacén, supermercado, etc inventemos uno nuevo, que nos obligue a salir del piloto automático.

Estos tres ejemplos son formas de romper la rutina con actividades que estimulan al cerebro a funcionar de manera diferente a lo habitual.  De ese modo se estimulan las conexiones neuronales.

Conclusión

Sin duda alguna, la estimulación cognitiva, si bien es cierto, está especialmente indicada para los adultos mayores, sus beneficios son para todos.

Es una forma ampliamente reconocida para ayudar a preservar las funciones intelectuales en las mejores condiciones posibles. 

Ponerlas en práctica son una excelente alternativa para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores y de todos.


Equipo Creativo y Desarrollo de Contenidos toytoy.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *