120 minutos a la semana en la naturaleza te entregará salud mental y física


120 minutos a la semana en la naturaleza te entregará buena salud y bienestar - factorludico.cl

Nuevas investigaciones están demostrando que tomar contacto con la naturaleza provoca cambios beneficiosos en nuestra salud física y mental. La naturaleza es una necesidad humana que nunca debemos obviar. En ella podemos encontrar ese factor de cambio que necesitamos.  En el post de hoy, comentaremos sobre un concepto novedoso que leímos en un artículo de Jim Robbins en el blog de la Escuela de Medio Ambiente de la Universidad de Yale: la inmersión en la naturaleza y sus poderosos beneficios


¿Podrías separar 120 minutos cada semana para realizar una actividad particularmente beneficiosa para ti y tu entorno familiar o de amistades? ¿Puedes? 

¿Por qué te lo preguntamos? por una razón muy simple:

¿Sabías que las personas que pasan dos horas a la semana en espacios verdes, ya sea parques u otros entornos naturales, tienen muchas más probabilidades de lograr una buena salud y bienestar psicológico con respecto a aquellos que no lo hacen?

Estas conclusiones fueron el resultado de un estudio  realizado a  20.000 personas, por un equipo dirigido por Mathew White del Centro Europeo para el Medio Ambiente y la Salud Humana de la Universidad de Exeter.

Lo que más llama la atención del estudio es que esas dos horas (que las puedes separar en dos jornadas) es una cantidad estricta. O sea, si lo haces por menos no hay beneficios.  

Según Mathew White: «Es bien sabido que salir al aire libre, ir a la naturaleza puede ser bueno para la salud y el bienestar de las personas, pero hasta ahora no hemos podido decir cuánto es suficiente», y agrega «Dos horas a la semana es, con suerte, un objetivo realista para muchas personas, especialmente dado que se puede extender durante una semana completa para obtener el beneficio».

En pocas palabras compartir con la naturaleza y en la naturaleza es beneficioso física, mental y emocionalmente para  ti, para mí y todos quienes nos rodean.

¿Y por qué no debería ser así? ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que lo hiciste? ayer, hace una semana, un mes… ¿podrías recordar qué impresión te dejó?

Un dato: el estudio trabajo con personas con diferentes trabajos, grupos étnicos, que habitan zonas ricas y pobres y personas con enfermedades crónicas y discapacidades.

“La naturaleza no solo es agradable de tener, sino que es imprescindible para la salud física y la función cognitiva»


Trastorno por déficit de naturaleza: un punto de inflexión


Trastorno por déficit de naturaleza, un punto de inflexión - factorludico.cl

Este concepto tiene mucho sentido.

Si te detienes a pensar un momento y apelas a la sabidurías de tu intuición ¿a qué conclusión llegas? En el equipo de Factor Lúdico por supuesto que creemos que la naturaleza es vital, es más somos, en tiempos normales, aficionados al trekking.

Pero, nos surge una pregunta, incluidos nosotros ¿por qué nos apartamos? 

Cada uno puede encontrar distintas respuestas y diferentes responsables. 

Nosotros pensamos que un factor puede encontrarse en el abuso de la tecnología que nos acompaña cotidianamente. Ahora, no  queremos satanizar la tecnología, pues indudablemente es útil y parte de nuestra evolución técnica, pero particularmente no incorpora a la naturaleza a la vida habitual de cada uno de nosotros.

Sin embargo, su uso creciente y no pocas veces desmedido nos debe invitar a reflexionar si la utilización, apreciación y el tiempo que le damos es lo correcto.  Por ejemplo, en esa reflexión puede existir un punto de inflexión que puede provocar un cambio con respecto a nuestro contacto con la naturaleza. Quizá esa ansiedad o pseudo necesidad de estar conectados, la podamos suplir, por algunos momentos, caminando, por un parque, plaza o potrero.

Esa ansiedad de la cual hablamos también la nombran en el estudio. Tanto ese documento como otros vienen demostrando que pasar tiempo en la naturaleza es un antídoto contra el estrés. Porque puede reducir la presión arterial y los niveles de hormonas del estrés, reducir la excitación del sistema nervioso, mejorar la función del sistema inmunológico, aumentar la autoestima, reducir la ansiedad, y mejorar el estado de ánimo. 

Bueno, claramente  bajo condiciones seguras y que tú te sientas seguro. Porque si  por imprudente, estás colgando de un barranco o te persigue un oso, claramente el estrés no va disminuir.

Pero bromas aparte, otros estudios han apoyado que el trastorno por déficit de atención y la agresión disminuyen en entornos naturales, lo que también ayuda a acelerar el ritmo de curación. Jim en su post nos proporciona un enlace a un estudio reciente , los investigadores de la unidad psiquiátrica encontraron que estar en la naturaleza reduce los sentimientos de aislamiento, promueve la calma y mejora el estado de ánimo entre los pacientes.

Salir a caminar por parques, plazas, el campo o  el cerro


Salir a caminar por parques, plazas, el campo o el cerro - factorludico.cl
Salir a caminar por parques, plazas, el campo o el cerro

Los impactos positivos que la naturaleza tiene en la salud mental y para formular un modelo para conservar la naturaleza en las ciudades e integrar en la planificación de estos efectos en la salud.

Sin embargo, Peter H. Kahn, profesor de psicología en la Universidad de Washington que ha trabajado en estos temas durante décadas, se siente alentado por el nuevo enfoque en el tema, pero le preocupa que el creciente interés en un mayor contacto con la naturaleza dependa demasiado de sólo experimentarlo visualmente. «Eso es importante, pero una visión empobrecida de lo que significa interactuar con el mundo natural», dijo. «Necesitamos profundizar las formas de interacción con la naturaleza y hacerla más inmersiva».

Una idea interesante para no caer sólo en una experiencia visual es lo que los  japoneses han estudiado «baños en el bosque».

Conclusión 

Vivimos un cambio climático que está empezando a mostrar sus señales.

Según Gretchen Daily, directora del Proyecto de Capital Natural de la Universidad de Stanford, se proyecta que dos tercios de la humanidad vivirán en ciudades para 2050. situación que significa arrebatar espacio a la naturaleza. Todos tenemos en nuestras ciudades algún ejemplo de conflicto entre interés inmobiliario y la naturaleza.

Lograr que despierten en nosotros los valores que nos entregan la naturaleza y los riesgos y costos de su pérdida es un primer gran paso. 

Entonces dos horas a la semana en un espacio verdes, ya sea parques u otros entornos naturales nos puede ayudar a comprender su valor y exigir su protección. 

Y si me siento deprimido, ansioso preocupado, entonces hay que salir a caminar por la naturaleza.


Equipo creativo y desarrollador de contenidos Factor Lúdico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *